Las Tres Negaciones De Pedro

Las Tres Negaciones De Pedro
La Predicción del Señor del Pecado de Pedro
¿Pedro sería el único que tendría problemas esta noche o también tendrían problemas los otros discípulos (Marcos 14:27)? ______________________________________ ¿Qué hicieron TODOS ellos (Marcos 14:50)? ___________________
De acuerdo con Marcos 14:29, ¿tenía Pedro mucha confianza en sí mismo? ______
Yo puedo hacer todas las cosas ——- Auto-confianza (confianza en la carne—Fil. 3:3)
Yo puedo hacer todas las cosas por medio de Cristo ——– Confianza en Cristo, esto es confiar en Cristo.
Pedro estaba diciendo, “Yo no, Señor. Otros podrán fallarte, pero yo no”. Nosotros muchas veces tenemos el mismo problema: “¡Oh! Yo nunca haría tal cosa”. ¿Cuál debería ser mi actitud hacia la posibilidad de pecar? Debo darme cuenta que no hay pecado que mi corrupto y depravado corazón no sea capaz de cometer. “Así que, el que piense estar firme, mire que no caiga” (1 Corintios 10:12).
¿Cuál era la predicción del Señor (Marcos 14:30)? ______________________________________ ¿Encontramos aún mayor auto-confianza en Pedro en Marcos 14:31? El aseguró estar dispuesto aún a _____________ con Jesús. El dijo que nunca, en ninguna manera negaría al Señor. ¿Los demás discípulos dijeron algo similar o era Pedro el único (v.31)? _________________________
En vez de decir, “Señor, yo nunca haré tal cosa”, es mucho mejor decir, “Examíname, oh Dios, y conoce mi _________________; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de ____________________, y guíame en el camino eterno” (Salmo 139:23-24).
En Lucas 22:34 es la única vez que Jesús lo llama “Pedro” (con la excepción de aquella vez cuando el Señor le dio ese nombre, como en Mateo 16:18 y Juan 1:42 donde la palabra piedra es Petros o Pedro). El Señor usualmente lo llamaba “Simón”. ¿Por qué el Señor usó el nombre “Pedro” en Lucas 22:34 cuando predijo la negación de Pedro? Quizás la idea era ésta: “Pedro, tu eres supuestamente una piedra (un petros), pero actuarás de una manera muy pobre. No actuarás a la altura de tu nombre. Y la razón por la cual caerás es porque fallarás en tomar tu lugar en la gran Piedra, la Roca (Petra) Cristo Jesús, y aparte de Él, tú eres sólo un pobre guijarro”.

La Enormidad del Pecado de Pedro
En Marcos 14:69-70 le preguntaron a Pedro si era uno de los discípulos de Jesús, pero él lo negó. Cuando pienses en la palabra “negar”, piensa en la palabra “no”, ¿Eres uno de los discípulos? Pedro negó y dijo “¡NO!”. (Jesús dijo que un verdadero discípulo tiene que “negarse a sí mismo” (Mateo 16:24). Esto significa que tiene que decir “¡NO!” a sí mismo). Lo contrario a la palabra “negar” es “confesar”. Cuando pienses en la palabra “confesar” piensa en la palabra “SI”. Por ejemplo, cuando confesamos nuestros pecados (1 Juan 1:9), estamos diciendo, “Sí, Señor, he pecado y he hecho ésto que está mal a Tus ojos”. Si Pedro hubiese confesado a su Señor en vez de negarlo, habría dicho, “Sí, soy uno de Sus discípulos y no me avergüenzo de ello”.
En Marcos 14:71 leemos que Pedro negó incluso conocer a Jesús. ¿Cuán serio es el pecado de negar al Señor? Si negamos al Señor, ¿qué hará ÉL con nosotros (Mateo 10:33; 2 Timoteo 2:12)? El le negara delante de mi Padre. ¿Qué dijo Jesús acerca de los que se avergüenzan de ÉL (Marcos 8:38)? El se avergonzara de mi. Pedro se avergonzó de su Maestro y aseguró que ni siquiera lo conocía. Su pecado fue muy grande. Pedro negó al Señor a quien amaba.
Las Tres Negaciones de Pedro
1) Los cuatro escritores de los evangelios relatan con detalle este suceso.
El nacimiento de Cristo se encuentra sólo en dos de los cuatro evangelios.
2) Cada escritor de los evangelios relata la misma historia, pero cada uno agrega sus propios detalles.
Para tener un cuadro completo de lo sucedido, tienes que ir a los relatos de los cuatro evangelios.
3) El Lugar: ¿Dónde sucedió?
Las negaciones de Pedro tuvieron lugar en el patio de la residencia del Sumo Sacerdote. La llave que usó para pasar por la puerta fue el Apóstol Juan que conocía al sumo sacerdote (ver Juan 18:15-16).
4) La Hora: ¿Cuándo tuvieron lugar estas negaciones?
Las negaciones sucedieron a medianoche y aún cerca del amanecer (los gallos cantan usualmente antes del amanecer). Cuando tuvieron lugar estas negaciones, Jesús estaba en las cercanías. ÉL estaba siendo juzgado ilegalmente. Como ya hemos visto, Jesús enfrentó en realidad seis juicios esa noche: ÉL estuvo delante de Anás, el sumo sacerdote anterior; ante Caifás, el sumo sacerdote actual; ante el Sanedrín, el concilio gobernante de los judíos; ante Pilato la primera vez; ante Herodes, esa “zorra”, y ante Pilato por segunda vez. Cristo pasaba de un juicio a otro durante la noche y hasta las primeras horas de la mañana.
5) Las circunstancias de las negaciones.
Pedro estaba calentándose al fuego (Juan 18:18—un F________). Recuerde este detalle. Más adelante será importante.
Cada negación era peor. La última negación fue más fuerte y perentoria que la primera. “No __________________ este hombre de quien habláis” (Marcos 14:71). Junto con esta negación Pedro comenzó a M_________________ y a J___________ (Marcos 14:71). Esto no significa que usó de lenguaje sucio y corrupto. Si eres salvo, tal basura nunca debería salir de tus labios (ver Efesios 4:29). De la abundancia del corazón habla la boca (Mateo 12:34). Si alguien asegura ser salvo y usa lenguaje sucio, está mostrando su corazón. Su lenguaje sucio está mostrando un corazón sucio, porque de la abundancia del corazón habla la boca.
Si Pedro no estaba usando lenguaje sucio (que es lo que normalmente pensamos de alguien que está maldiciendo y jurando), ¿qué estaba haciendo realmente?
Jurar significa “hacer un voto”. Por ejemplo, “Yo juro por el cielo que estoy diciendo la verdad y que ni siquiera conozco a este Hombre”. De modo que no estaba solo mintiendo, sino estaba mintiendo bajo un juramento voluntario: “Juro por Dios”. “Que Dios sea mi testigo mientras yo digo esta terrible mentira”.
Maldecir significa que Pedro estaba lanzando maldiciones sobre sí mismo. Se puso a sí mismo bajo maldición: “Que Dios me haga tal o cual cosa si no estoy diciendo la verdad”. El pecado de Pedro iba de mal en peor.
Las negaciones no solo iban de mal en peor, pero ellas iban tornándose más y más inconfortables e incómodas para Pedro.
Ver Marcos 14:70—Su manera de hablar lo traicionaba. El tiene que haber pensado, “¡Oh no! Por mi manera de hablar ellos reconocen que soy de Galilea”. Algo más inquietó mucho a Pedro. En Juan 18:26 leemos que junto a Pedro había un hombre y que este hombre pensaba que reconocía a Pedro. Este hombre era un familiar de Malco, cuya oreja Pedro había cortado cuando Jesús fue arrestado (cuya oreja Jesús sanó). Este familiar de Malco pensaba ahora que estaba reconociendo a Pedro. Esto hacía más difícil para Pedro negar a Jesús. Cuando un creyente peca, Dios no lo hace agradable para él. Dios en Su gracia y misericordia, puede hacerlo una experiencia horrible, no una placentera. ¿Estamos agradecidos por ésto? ______
Las negaciones no tuvieron lugar en rápida sucesión. Cuando lees Marcos 14:66-72, por ejemplo, pareciera que sucedieron una tras otra. Pero en Lucas 22:59 leemos que esto no fue el caso. ¿Cómo cuánto tiempo pasó entre la segunda y la tercera negación? _______________
El gallo cantó dos veces, no solamente una vez. Algunos de los relatos de los evangelios parecen decir que el gallo cantó una vez, pero en realidad cantó dos veces. Aquí no hay contradicción. El relato de Marcos es simplemente más completo en este punto. Después de la primera negación, leemos ésto: “y __________ el gallo” (Marcos 14:68 – el final del versículo). Después de la tercera negación el gallo cantó “por _______________ vez” (Marcos 14:72). Ver la predicción del Señor en Marcos 14:30.
Cuando el gallo cantó por segunda vez, sucedió otra cosa notable. Sólo Lucas nos cuenta este detalle. El gallo cantó por segunda vez cuando Pedro estaba aún hablando (Lucas 22:60, es decir, durante su tercera negación, antes de que terminara sus lamentables palabras). En este mismo instante “el Señor se V_________ y M________ a Pedro” (Lucas 22:61). En este momento Pedro se acordó que el Señor predijo su negación (v.61). “y Pedro saliendo fuera, __________ __________________________” (Lucas 22:62).
La oportunidad de esto era increíble. Si solamente hubiese estado involucrado el gallo, ya habría sido notable. ¿Quién dio al gallo la señal? (“Bien, señor Gallo, está a punto de negar al Señor portercera vez. Ahora está empezando a hablar. Es tu turno”). El Señor tiene completo control sobre el reino animal y ÉL tenía preparado a un gallo esperando pacientemente la señal del Creador. Por supuesto, el gallo estaba haciendo justo lo que está acostumbrado a hacer, sin tener idea del significado de este ritual matutino en este día especial.
Pero el gallo era solamente la mitad de este oportuno milagro. Recuerda, el Señor Jesús estaba yendo de juicio en juicio. El era un Prisionero que era llevado de un lugar a otro. Ellos lo estaban llevando; no era Él quien los estaba llevando a ellos. Sin embargo, en el instante mismo en que el gallo cantó, Jesús estaba en el lugar exacto para volverse y mirar a Pedro. Dios es soberano sobre todas las circunstancias de la vida y ÉL puede asegurar que la persona precisa esté en el lugar preciso, en el tiempo preciso, para hacer lo preciso. Su tiempo es perfecto.
Lea Marcos 14:65. Note que este es el versículo que precede al relato de las negaciones de Pedro. Es interesante que mientras Jesús era enjuiciado ilegalmente, abofeteado en el rostro, golpeado, escupido, etc., una de las principales preocupaciones del Señor era Su discípulo descarriado. Era la esencia de la generosidad. ÉL se volvió y miró a Pedro. Sus ojos se encontraron.
¡Qué mirada tiene que haber sido ésa! Fue una mirada fija que penetró totalmente en el corazón de Pedro. Resultó en un hombre quebrantado. Estaba totalmente abrumado por la enormidad de su pecado. Salió y lloró amargamente. “Bienaventurados los que ____________, porque ellos recibirán consolación” (Mateo 5:4). Fue una tristeza profunda que llevaría al arrepentimiento.
Recuerda cuando Pedro caminó sobre el agua. Tan pronto como Pedro comenzó a hundirse, Jesús estaba allí y extendió Su brazo para salvarlo (Mateo 14:30-31). En este pasaje, tan pronto como Pedro negó tres veces al Señor, Jesús estaba allí y sus ojos se encontraron. Querido creyente, debes recordar que en tus más oscuras horas de pecado, el Señor Jesús está allí para rescatarte.
¿Cuál era la diferencia entre el pecado de Pedro y el pecado de Judas? Pedro negó al Señor; Judas lo traicionó. Judas pretendía amar a Jesús y aún lo besó (Mateo 26:49), pero era el acto hipócrita de un discípulo inmundo, no regenerado (ver Juan 13:10-11). Judas no amaba realmente al Señor, pero actuaba como si lo amara. Pedro amaba realmente al Señor, pero durante sus negaciones, actuaba como si no lo amara. La tristeza de Pedro llevó a un genuino arrepentimiento. La tristeza de Judas lo llevó a la muerte, y aunque reconoció su pecado (Mateo 27:4), él nunca se volvió al Salvador.
¿Cuáles Fueron los Factores que Llevaron al Pecado de Pedro?
Recuerde la historia reciente de Pedro. Pocas horas antes había estado en “la iglesia”, como diríamos hoy. Había asistido al primer servicio de comunión. Había escuchado al Señor dar un mensaje importante y famoso (que ahora se encuentra en Juan capítulos 14-16, y que es conocido como “el discurso del aposento alto”). El y los demás discípulos se habían unido a Jesús cantando un himno (Mateo 26:30).
Si recién has estado en la iglesia, has participado en la adoración, has tomado la comunión, has escuchado un gran mensaje y has cantado un himno, ¿podría ser que salieras de la iglesia y cometieras un pecado de la magnitud del que estamos hablando: negar de que aún conoces a Jesucristo? Y ésto es exactamente lo que le ocurrió a Pedro y que nos podría suceder a nosotros.

About these ads

Acerca de Felix Antonio Chávez

Felix nacio en 1966,esta casado con Carolina, su esposa desde el año 1993. Tiene dos hijas: Elizabeth(1994), Angelica(1998). Felix es pastor de la Iglesia Bautista de Las Mesas en Chinameca. A ejercido el ministerio de la Enseñanza desde 1991 como maestro de la palabra de Dios,en la Zona Oriental. Estamos dedicados de predicar la palabra de Dios, creo que la persona de nuestro Señor Jesucristo es el tema central de la Biblia.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s